La escritura como bien de cambio

7 Abr

escritolina achicada

Tengo una actitud bastante profesional con respecto al laburo. Defino laburo: cuando escribo porque me pagan. Aunque trabajo en mi casa, cada día paso no menos de 8 o 9 horas totales tecleando como una autómata; siempre entro en un estado de concentración absoluta, sin que ningún estímulo del exterior interrumpa el proceso. Jamás me despego de la computadora hasta haber logrado un avance que yo misma pueda considerar aceptable. Mi responsabilidad es absoluta; raramente entregue algo más tarde de la fecha pactada.

Así que ya sabés: si algún día te toca ser mi editor te podés quedar tranquilo. Te doy todo redondeado el título, el copete, los recuadros, los subtítulos, hasta el dato más irrelevante chequeado; te agrego propuestas y, muchas veces, hasta te incluyo fotos autorizadas a publicarse.

Además de hacer colaboraciones, soy editora de un portal. Editar es otra cosa; es un tironeo constante entre la idea que una tiene de cómo debe escribirse un texto y cómo lo elabora el autor. Me cuesta encontrar el equilibrio entre la calidad que espero y la que obtengo. No puedo eludir  la culpa cuando le cambio un texto a un periodista, o cuando intento explicarle por qué debería ser de otra manera, pero me  discute que está bien así y todo se vuelve materia opinable. Creo que me faltan años de gimnasia en este oficio.

Todavía hay algo que me angustia más con este cargo de editora general.  La soledad que siento cuando la responsabilidad es mucha y los recursos a disposición, pocos.

Es una constante la tensión que se da con los directores, al menos en este caso en que no vienen del ámbito periodístico y que para colmo eran mis amigos y ahora son mis jefes, aunque yo me esfuerce en recordarles que acordamos tener una relación de clientes y  proveedora.

Me cuesta convencerlos de que necesitamos alguien más en Redacción para cumplir con el compromiso de actualizar el site todas las semanas. Lo  que ellos llaman  equipo editorial somos una periodista que entró hace tres meses -recién recibida en un taller-agencia, cero experiencia laboral, infinitas expectativas de hacer algo trascendente con su pluma- y yo.  Ellos intentan hacerme creer que  este esquema es suficiente para mantener un portal publicado en tres idiomas y superespecializado en informática médica. Con simple uso del sentido común, cualquiera podría notar que es poco. Aun así, no hay reunión en la que no termine repitiendo la misma letanía. Querés saber cuánto tiempo insume cada tarea. Intento responderte -por enésima vez, pienso-. A ver… son nueve secciones, agenda, ofertas de empleo y dos newsletters mensuales. Lo más fácil son los refritos, también están las investigaciones, las notas producidas, las entrevistas, el tiempo que lleva comprender cada tema técnico para poder ablandar el registro y que la nota se pueda leer un ritmo agradable. Que se entienda, que no sea un choclo indescifrable dirigido a nerds.

¡Por favor!: cargar contenidos no es hacer copy paste. Date cuenta de que Internet no te soluciona todo. Que el Google Translator es horroroso y que nuestros traductores son eficientes en pasar del castellano a sus idiomas maternos pero incapaces de redactar a la inversa. Necesito una periodista que entienda bien ambos idiomas porque la mayoría de las fuentes que usamos están escritas en inglés y en portugués. Si no, tengo que hacer todo yo. Y no me da el tiempo; pero además: ¿a mí quién me edita? Para que entiendas mejor, si querés te hago un Excel, te pongo los tiempos estimados, pero jamás reales de producción, te detallo en qué consiste mi laburo, el de los periodistas; pero tampoco lo querés leer porque te aburre. Me pedís que te lo cuente ahora, en esta reunión. Y otra vez, como hago desde hace tres años, cuando arrancó el proyecto y me pediste ayuda con el tema  periodístico, te narro en voz alta la descripción más detallada posible de mis tareas: que salto de un sitio al otro, que me leo todas las revistas, folletos, carpetas, powerpoints, papers, tuits, avisos de google alerts, blogs, actualizaciones de mis contactos de linkedin para buscar novedades interesantes para nuestra audiencia, que filtro las gacetillas que llegan, que intento que un chivo no parezca tan descaradamente chivo, que persigo a un capo de tal o cual hospital para que nos dé una entrevista exclusiva, o, lo que es más difícil y clave aún, que logro llegar al número uno de la empresa que querés atraer como anunciante, que me tengo que fumar horas de presentaciones técnicas en los congresos para calentar el ambiente antes de un mano a mano, que me rompo el cráneo para encontrar un título que transforme en novedad un tema reiterado, conseguir fotos, resolver problemas con el administrador de contenidos, los viajes, las ferias, los congresos, incontables etcéteras.

Si nunca te sentaste  a escribir ni la lista de compras de la casa, ¿cómo podés entender, por más que te lo explique, la cantidad de trabajo que insume producir un portal web en serio? No sé qué más decirte: poné un cronómetro y seguime, así comprobás procesos de producción y podés medir resultados. Pero no me preguntes más.  Gracias.

Ahora soy yo la que pregunta: ¿Por qué la necesidad de cuantificar todo en la vida? ¿ Si la escritura es un bien de cambio, quién le pone el precio? ¿Y cuánto vale lo que hago? ¿Acaso no da igual?

A veces siento que es todo un juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Beit Jabad Caballito

Judaísmo y jasidut en el centro geográfico de Buenos Aires

One More Night

You know I'd rather walk alone, than play a supporting role If I can't get the starring role.

Queco2001's Blog

Just another WordPress.com site

libreporqueleo

Un rincón para ser libres por un instante.

Rutina Cortada a Cuchillo

Nos salteamos los lunes...

blogsblogs15

En este blog voy a decir de todo, nada en concreto. Me podeis preguntar lo que querais y para mas información preuntarme por mi cuenta de google: blogsblogs15@gmail.com

Vertigo

"You shouldn't keep souvenirs of a killing. You shouldn't have been that sentimental"

Apócrifa

Entrevistas literarias

Planeta on Tour

Amantes del arte de viajar

PASHMINA ERRANTE

Relatos de viajes, vida y aventuras

DIARIO NO TAN ÍNTIMO

Escritura, catarsis, reflexiones. La vida vuelta ficción.

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

⚡️La Audacia de Aquiles⚡️

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

Revista Literariedad

Desde Pereira, Colombia

Bahía César

El sitio web de César Dergarabedian

Historia Clínica Electrónica y sus aledaños.

Historia Clínica Electrónica : ideas, notas, reflexiones, experiencias desde la tecnología por Juan Nieto.

bibliotecadealejandriaargentina

ver, leer,sorprender,imaginar e investigar libremente

Wakeappssalud

Lo nuevo, lo no tan nuevo, lo que me preocupa y lo que me gustaría saber sobre e-health.

El Noticiero de Alvarez Galloso

Noticias Deportivas, Culturales, y de la Farandula Copyright.com Registration #HOPP-OMV3-KHKL-7WU2

La escuela, mis tres hijos y yo

Violencia simbólica y de la otra

Javier Trejo

Para mis amigos, mi comunidad y los amantes de la literatura

Planeta Estambul

La mejor guía de la ciudad de Estambul

Ariel Urquiza

Como me sale. Sencillamente o con rodeos. Inspirada. Transpirada. Después de escribir y rescribir, cambiar, copypastear y corregir sin cansarme. Feliz. Entusiamada. Hasta que me entiendas. Hasta que me leas. Hasta que me quieras.

el umbral de la mirada

historias a la sombra de las palabras, imagenes como sueños

10 DE CORAZONES

Como me sale. Sencillamente o con rodeos. Inspirada. Transpirada. Después de escribir y rescribir, cambiar, copypastear y corregir sin cansarme. Feliz. Entusiamada. Hasta que me entiendas. Hasta que me leas. Hasta que me quieras.

Duelista de palabras

Como me sale. Sencillamente o con rodeos. Inspirada. Transpirada. Después de escribir y rescribir, cambiar, copypastear y corregir sin cansarme. Feliz. Entusiamada. Hasta que me entiendas. Hasta que me leas. Hasta que me quieras.

Normalón

Como me sale. Sencillamente o con rodeos. Inspirada. Transpirada. Después de escribir y rescribir, cambiar, copypastear y corregir sin cansarme. Feliz. Entusiamada. Hasta que me entiendas. Hasta que me leas. Hasta que me quieras.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: